sábado, 30 de julio de 2016

Paseo de día lluvioso


Templo Kofuku-ji

Cuando llegamos a la antigua ciudad de Nara, estaba lloviendo.
Esta ciudad es conocida como la capital en el Siglo VIII de Japón.


Encontrando a unos ciervos del parque de Nara, nos dirigimos a Todai-ji, donde hay una estatua grande de Buda. Antes de pasar por la puerta principal, también nos cruzamos con unos ciervos muy simpáticos.


Templo Todai-ji

Era curioso mirar el interior del templo, un espacio amplio con varias estatuas, maquetas del templo, etc. 


Saliendo del templo, seguimos el paseo.
Encontramos un sitio en el que se protegen las ciervos madres y sus crías.
Estaba abierto para todos los públicos.
Los ciervos en Nara son salvajes, pero aún así los voluntarios cuidan de ellos en el tiempo de reproducción.   


Seguimos el camino. 
Encontramos un amigo muy tranquilo que nos miró.
Comió una galleta desde mi mano.



Cuando llegamos a Kasuga-Taisha, empezó a caer "la del tigre".






Templo kofuku-ji



No hay comentarios:

Publicar un comentario