sábado, 15 de agosto de 2015

Costura en verano


En el calor de Julio y Agosto, aunque no me apetecía mucho, seguí poco a poco con una de mis aficiones: la costura. 

Como me regalaron una máquina de coser de segunda mano 
para Día de Reyes, hice un bolso para regalar a mi madre. 
Por cierto, lo terminé a finales de Junio, antes de que llegara el calor tremendo.
La primera cosa que hice con máquina de coser en mi vida era también un bolso, en la clase de costura del colegio. La tela que elegí entonces era de color rosa oscuro y llevaba muchos paraguas.
Para combinar bien con cualquier otro color, esta vez, elegí una de color de tonos grises y blanco. 

Como la tela era fina, puse un forro resistente y un bolsillo para que se encuentren fácilmente cosas pequeñas.
Se cierra con una cremallera relativamente ancha. 

A mi madre le gustó este regalo. 
Luego hice otro parecido sin cremallera para mí.

Mis pájaros ya se han acostumbrado al ruido de la máquina de coser. Gracias por aguantar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario