jueves, 31 de julio de 2014

Mi cumpleaños y Hello Kitty



Mi marido me trajo una tarta especial para mi cumpleaños: 
Tipo tarta de San Marcos, con dos tipos de crema. 
Estaba muy fría, como si fuera tarta helada, y estaba buenísima. 


Por cierto, me gustan mucho las películas de fantasía. 
En "Alicia en el país de las maravillas", sale una escena de fiesta de té (me gusta también el dibujo original de Lewis Carroll). 
Pensando en eso, puse mis Hello Kittys juntas.
Mi marido me regaló la más pequeña hace casi 5 años y la otra más grande hace 1 año y medio: 

Regalos de cumpleaños desde mi marido

La primera Hello Kitty que yo tuve llevaba un chaleco negro.
Mi madre me la regaló para Navidad (de Diciembre, allí no se celebra el día de Reyes) cuando yo tenía 7 años. 
En esa época, Hello Kitty era una cosa solo de dentro de Japón,
y no había tanta variedad como ahora.  
Ahora ese peluche mío está en Palestina. ¿Por qué? 
Porque cuando me hice universitaria y ya no jugaba con varios juguetes de mi infancia, mi madre los donó para las niñas palestinas (No me acuerdo muy bien de si mi madre me lo avisó o no).
Hace 3-4 años se lo pregunté: "Mamá, ¿dónde está mi peluche de  Kitty-chan? ¿Hace ya tanto tiempo la donaste? Quería tenerla todavía..."
"Ay, lo siento, no sabía que de repente ibas a decir eso."
(Pues, mi marido tiene un poco de culpa, ya que estimuló mi nostalgia).
De hecho, estoy contenta de lo que hizo mi madre. Esa conducta es muy de ella. Siempre quiere ayudar a la gente.
Pero últimamente escucho malas noticias sobre Palestina, estoy preocupada por mi antigua amiga Kitty-chan y las niñas con que jugaba. ¡Que sobrevivan!

tarjeta de luciérnagas

Mi madre me envió una tarjeta de cumpleaños: 
Es una pequeña jaula llena de luciérnagas. Después de ponerla al sol, las luciérnagas brillan en la oscuridad. 
Nunca he capturado luciérnagas así, pero en verano veía muchas en sitios donde había agua y poca luz de casas (al lado de ríos pequeños o cerca de campos de arroz). Para verlas, tuvimos que alejarnos un poco de las zonas de viviendas.
Por la noche iba a verlas con mi madre paseando a unos 20 minutos de casa de mis padres.
En los últimos 15 años construyeron muchas casas cerca de ese río. El año pasado paseé con mi marido por allí, pero ya no había espacio para que vivieran luciérnagas. 


En esta foto se ve una pequeña My Melody que me regaló mi madre a los 9 años. Cuando fuimos a casa de Japón en 2011, mi madre me dijo que me la llevara. Me acuerdo de que jugaba mucho con ella. 
Y me alegro que mi madre la guardara.



El día de mi cumpleaños mi marido estaba un poco malo. 
Me regaló flores unos días después. 
Así que aún estamos disfrutando de estas rosas preciosas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario