martes, 20 de mayo de 2014

Nuestra Boda


Ha pasado más de medio año desde nuestra boda.
El día de la boda, hizo muy buen día con la luminosidad del sol de Andalucía. 


Nos gustó mucho el trabajo de nuestros fotógrafos.
Ese día, cuando nos relajamos después de la ceremonia,
 uno de los fotógrafo, Dani, nos dijo:
¿Nos habéis engañado, eh? 
(No sé si esperaba que los novios fueran más feos)


Cuando nosotros estuvimos solos con los fotógrafos, algunas veces Dani nos enseñó las fotos que salieron especialmente bonitas, comentándonos:
Salió así no por mí, sino por vosotros. 

¡Muchas gracias!

(Nuestra tarta de boda)

 (Copas de sake para brindar: a mi familia le impresionó este detalle)

Unos meses después, nos llegó un álbum precioso editado por ellos según nuestra selección de fotos.  


Estas fotos son de los mismos fotógrafos.
Las he puesto aquí como nuestros bonitos recuerdos.

martes, 13 de mayo de 2014

Jersey raglan


Jersey raglan

Empecé a tejer este jersey de color negro a finales de Noviembre del año pasado, y lo terminé unos meses después.
Con el mismo patrón, ya había hecho uno en 2012. 
Había hecho ya varios jerseys con distintos diseños pero fue la primera vez que hice uno con mangas "raglan". 


Mi primer jersey raglan 


 Mi segundo jersey raglan

Me apetecía tejer este estilo de jersey desde hace mucho tiempo.  
Sin embargo, me costó seguir las instrucciones del patrón, sobre todo en lo referente al raglan. 
Con ayuda de varias tejedoras, al final supe que no era tan complicado.




El patrón está escrito en inglés, pero en cualquier idioma básicamente dirá lo mismo, así que (si sabe inglés básico) creo que la diferencia del idioma no es una cuestión importante. 

Cuando terminé el primer jersey rojo, a mi amiga Isabel le gustó mucho y me recomendó que hiciera otro. 
Me pareció que es buena idea y lo planeé.

La verdad es que después de hacer el esfuerzo para tejer uno, resultó más fácil de hacer el segundo y me sirvió para acordarme de la parte que me había olvidado.
Allí en Praga y Budapest en Noviembre pasado, me dio calor y me protegió del frío, y me motivó más para hacer otro.  

martes, 6 de mayo de 2014

Pollo a la naranja



Es una variedad de "Pato a la naranja". He escuchado este nombre como un plato de Francia, también he leído que se comía en la edad media en Florencia.
Aunque probé platos de pato varias veces en Praga, puedo vivir perfectamente sin comerlos. 
Además, me gusta mirarlos cuando están al lado del río o en estanques de parques.
La receta original es de Arsinda, he cambiado la cantidad de carne. 

Ingredientes (para 4 personas):

2-3 dientes de ajo 
Media cebolla
2 naranjas
1 cucharada de aceite de oliva o mantequilla
1 paquete de pollo (500-800gramos) 
Medio vaso de vino blanco

Sal al gusto
Romero seco al gusto
Pimienta 

Elaboración:
1.
-Picar los dientes de ajo, cortar la cebolla en rodaja.
-Lavar bien las naranjas. Pelar una con un pelador y picar la piel (la parte más exterior de color naranja) en trozos pequeños. 
- En una cazuela, hervir el agua y cocer un rato la piel. Escurrir el agua. 
- Exprimir las naranjas.



2. En una cazuela, echar el aceite o mantequilla y el ajo.
Poner la carne en la misma cazuela. 
Dorarla hasta que tomen color en ambos lados. 

3. Echar el vino. 
Dejar evaporar el vino y echar agua hasta que cubra la carne y luego poner la cebolla. 

4. 
- Cuando se dore la carne, echar la sal y el romero.
- Poner la piel de naranja picada debajo de la carne, y echar el zumo exprimido. 
- Guisarla moviendo con una cuchara de madera de vez en cuando para que la carne absorba bien la salsa de naranja.  

5. Cuando la salsa se haga espesa, echar pimienta al gusto.
    Apagar el fuego y servirla.