lunes, 20 de enero de 2014

Budapest



Ya han pasado casi dos meses: Como eran dos ciudades muy bonitas, sigo contando sobre nuestro viaje de novios. 
Después de llegar a Budapest, paseamos dos barrios.
Desde el barrio de Pest (barrio plano), se veía, a través del río Danubio, el barrio de Buda, que está más alto y es más montañoso.  La estatua de color verde es de Matias Corvinus y se ven la iglesia de Matias Corvinus a la izquierda y bastión de los pescadores a la derecha.


El exterior e interior de esta pequeña iglesia eran preciosos.
Matias Corvinus es el rey que detuvo el famoso conde Drácula. 
Dentro de la iglesia, había una estatua de virgen María pintada de color negro que los turcos no pudieron destruir por el susto.  


Ese día tuvimos suerte de ver el sol, aunque hacía bastante frío.
Una chica húngara nos contó que el típico deporte de invierno es el patinaje sobre hielo, porque se hace en una pista de hielo natural al aire libre. 
¡Me encantaría!

                                          El río Danubio y el parlamento 


                               Dentro de castillo de Buda


Bajamos del castillo de Buda, cruzamos el río Danubio y volvimos al barrio de Pest. Allí paseamos por las calles, mirando edificios antiguos.  


Después de almorzar, visitamos la sinagoga más grande en Europa. 
Para mí siempre es curioso pasear por barrios judíos de cualquier país. 
En Praga vimos varios restaurantes de comida judía aunque no entramos. No hay restaurantes como esos en España.
Después de ver el interior de la sinagoga, salimos hacia detrás del edificio. Pasando el pasillo, vimos un cementerio pequeño de las victimas del holocausto de la segunda guerra mundial.     


Y, detrás de la sinagoga, hay un árbol de memoria de color plata en cuyas hojas ponen los nombres de las victimas. 
Al lado, hay una lápida con los nombres de gente que se dedicó a rescatar a los judíos. Vimos los nombres de embajadores españoles de esa época. Era un momento de recordar y pensar en las víctimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario