viernes, 7 de octubre de 2011

El viaje a Japón - Kyoto 3


En Kyoto, disfrutamos del paisaje antiguo de las calles y los edificios tradicionales.
Antes de oscurecer, dimos un paseo hacia Gion, una parte del casco histórico de Kyoto. Allí destacaba el ambiente de la antigüedad y la elegancia de la antigua capital.






No nos lo esperábamos, pero por casualidad vimos a una Geisha que iba a entrar en una casa. Desde un poco lejos, su perfil sonreía y se notaba que era una chica guapa y vestía un Kimono muy bonito. Fue la primera vez que alguno de los dos veíamos a una Geisha en persona.
Después de alejarnos de ella, dijimos:
 "¡Cosas inesperadas pasan!"   "Era mejor no esperarla."





 
También al día siguiente, antes y después de visitar unos templos,  paseamos en las calles subiendo y bajando cuestas, y almorzamos en un restaurante japonés.
Cuando merendamos en una cafetería, pedí un helado de té verde y estuvo buenísimo.

Mientras cruzábamos un puente pequeño, vimos a un poco lejos, en el rio, un ave blanco con patas largas. Mi pareja y yo hablamos de eso:
"¿Es una grulla?"
En ese momento no tenía ni idea de como se llamaba. Pero después de volver a España, me acordé de que era distinto de las grullas y de su nombre.
Era un o una garza (Sagi).



 


Durante este viaje, caminamos mucho, y me picaron muchos mosquitos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario