viernes, 30 de septiembre de 2011

El viaje a Japón - Comida Japonesa


Durante el viaje en agosto, celebramos el cumpleaños de mi pareja en casa de mis padres.
Había encargado a mi madre que pidiera SUSHI a un restaurante.
En España, no he visto nunca ningún restaurante japonés que sea llevado por gente japonesa. ¿Conocéis alguno? De todos modos, en algunos sitios se come muy bien, pero en otros sitios, no tanto y muy caro.
¡Por fin, pudimos comer este sushi auténtico!  




Y este sushi fue uno de los platos ricos que disfrutamos en Agosto.
La verdad es que a veces me aburrí un poco de la comida japonesa de todos los días durante el viaje, pero mi pareja no. Me alegré…




Estas rosas de color rosa son del patio de una amiga de mi madre. Ella cuida mucho de su huerta también, nos invitó a su casa y allí probamos sus tomates  y su dulce casero. 




Y en el patio de un templo cercano, encontramos una libélula negra.




Aunque hacía un calor húmedo, el paisaje era bonito y tranquilo (aunque un poco antes tuvimos una replica de grado 3).

viernes, 23 de septiembre de 2011

Museo de ciencia del futuro - Tokyo


Hoy voy a contar sobre el Museo de ciencia emergente (Nihon Kagakumiraikan) al que fuimos en Tokyo.

Allí hay muchas exposiciones de ciencia, sobre todo nos llamaron la atención un modelo grande de tierra y  que está colgada en el aire y recibe transmisiones de meteorología y otras cosas de la tierra cada poco tiempo. Por ejemplo, el día siguiente del terremoto de Japón, en Marzo, transmitió la rapidez con la que se expandieron las olas del océano Pacifico por todo el mundo. 
La tierra se veía con los colores azul del mar y verde de los continentes, se veía brillante, se puede imaginar lo preciosa es desde el espacio.    






   
Otras cosas que nos hicieron gracia fueron los robots que fabricaron en Japón. Había muchos tipos de robot; uno que es capaz de percibir la luz (construido para la investigación de la capacidad de la vista artificial para gente ciega), otro que es capaz de coger una pelota a bastante velocidad, y un grupo de robots que puede escuchar y contestar a nuestras preguntas.

Esta foca bebé reacciona al contacto de la gente. Dicen que lo inventaron pensando en los niños autistas.







Y el famoso robot "Asimo", al que le pusieron este nombre como homenaje al escritor de ciencia ficción Isaac Asimov.




 

Cuando Asimo salió al público, enseñó lo elástico que es su cuerpo. 
Cuando le dio una patada a una pelota, se puso orgulloso, entonces una ayudante le dijo:
 "Ahora ¿puedes recibir la pelota también, verdad? Ahora te la doy."
"Oye, espera. No, no sé hacerlo…"




Después de charlar un rato, se marchó al lugar donde está expuesto y se apagó.
Pasamos un buen rato viendo como se movía ese robot.

viernes, 16 de septiembre de 2011

El viaje a Japón - Zao


En agosto, unos días después de llegar a Yamagata desde Tokio, el tiempo se hizo muy fresco ahí.
Cuando fuimos a Zao para disfrutar de Onsen (balneario),
llovía mucho y hacía mucho frío por estar a mucha altura en la montaña.

Encontré estas hortensias preciosas de colores intensos que no veía desde hace mucho tiempo. En Japón se ven sólo en tiempos de lluvia, sobre todo en junio, así que no me lo esperaba.












(Ahora voy a presumir un poco de este viaje.)

Luego, en el hotel, cenamos muy buena comida japonesa y nos bañamos en el Onsen. Fue como un baño público, (el sitio para bañarse está separado entre señoras y caballeros). El agua era bastante ácida por el azufre, y nos relajamos mucho. Como me sentí tan bien, no me dio la gana de salir de la bañera en un buen rato. Después, usamos maquinas de masaje para cada uno, como si fuera un robot listo que te da masaje para toda espalda.


Fue una noche muy lujosa...

sábado, 10 de septiembre de 2011

El viaje a Japón - Kyoto 2


Ese día por la mañana primero fuimos al Templo Kiyomizudera caminando, pasando por Gion. 
Antes de llegar al templo, pasamos un parque con un estanque muy bonito. Mirando el agua y los árboles, seguimos hasta Ninenzaka y Sannenzaka, que están llena de tiendas y restaurantes utilizando edificios antiguos japoneses.





Kiyomizudera fue construido en la ladera de una montaña, así que hay cuestas dentro de su terreno, muy amplio para pasear y mirar todas las partes del templo.
 Cuando entramos en el templo principal, en el pasillo había muchos sonajeros. Rezamos para los afectados de terremoto, y seguimos viendo el templo. Se notaba que era un templo muy antiguo que fue reconstruido en siglo 17.




Antes de entrar en cada edificio del templo, suele haber agua fresca para lavar las manos, y nos sirvió para refrescarnos del calor.
Aparte, en Kiyomizudera, hay agua de Otowa para beber.
Ese día necesitamos mucha agua…




domingo, 4 de septiembre de 2011

El viaje a Japón - Kyoto 1



Primero visitamos el casco histórico de Kyoto capital, y unos días después nos fuimos a Arashiyama en tren.
El pueblo es conocido por los colores vivos de las hojas de los árboles en otoño, así que en agosto no había tantos turistas.


Dimos un paseo en un bosque de bambú, caminamos unos 30 minutos hasta salir al lado del río. Luego volvimos por una calle que está llena de tiendas de regalos que está cerca del estación del tren.
Almorzamos en un restaurante japonés en esa calle, y luego fuimos al templo Daikakuji.


El paisaje del pueblo en general fue bonito y verde. Verde del bosque, montaña y jardínes...











Ese día hacía calor húmedo, pero comparando con Kyoto capital, el calor fue menos agobiante y el interior del templo era muy sillencioso. Pudimos disfurtar del templo tranquilamente.