sábado, 9 de julio de 2011

Familia de Patos







Hace unos meses vi a un grupo de patos, los críos eran muy pequeños. Tres semanas después, me acerqué por casualidad al mismo parque y vi a la misma madre con sus hijos, que habían crecido un poco más. Entre sus hermanos de marrón oscuro, había uno amarillo que me llamó mucho la atención. La madre siempre vigilaba para que no hubiera peligro.
Cuando empecé a tirar migas hacia ellos, me pareció que la madre se relajó conmigo. Ella no comió ninguna, las dejó todas para sus hijos y mientras comían les miraba con atención. Por fin, tiré una miga sólo para ella. Mirando que ninguno de sus hijos se daba cuenta, ella se la tragó. ¡Qué buena!


Otra foto de patos blancos es de otro sitio. Estaban limpiandose después de bañarse. Siempre están cuidando de sus alas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario