sábado, 23 de julio de 2011

El Color de Verano














Aunque me agobia el calor de 40 grados, siempre me gusta mirar las flores que reflejan el sol, que están brillando con caras fresquitas.

Por ejemplo, una de ellas es la bougainvillea. Desde que se abrieron en abril, me impresiona que sigan floreciendo en este tremendo calor. Cuando paso junto al mismo árbol cerca de casa, parece que su color se haya hecho más intenso este mes.

Un día por la mañana, mi pareja y yo estábamos en un parque paseando. El agua regaba fuertemente a los árboles. De repente, apareció una mariposa de color amarillo claro. Pasó frente a nosotros y siguió volando muy tranquilamente subiendo y bajando, de lejos se veía bien. Cuando íbamos a irnos del parque, pasamos de nuevo junto a la mariposa, que estaba parada en una flor.

Me encantan estos paisajes del verano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario