viernes, 1 de abril de 2011

Una Nota sobre el Terremoto de Japón



Hoy voy a hablar de una cosa no relacionada con la cocina.


Han pasado tres semanas desde el terremoto de Japón. Hablé con mi madre, mi ciudad es el noroeste de Japón, así que no fue afectada por el Tsunami, pero el terremoto fue tan fuerte que se quedaron sin luz durante más de 24 horas. En ese momento no pude contactar con ella por teléfono. El día siguiente (el 12 de marzo) supe que ella y la casa estaban bien a través de mi hermano y su pareja.


Luego me enteré de la falta de alimentos. Un español que vive en Tokio también habló de eso, sobre todo de la falta de pan. Y la capital de Miyagi se quedó sin suministro de agua y gas durante dos semanas.


Ahora mucha gente que perdió su casa por el Tsunami vive en sitios de refugio, comparten la poca comida que tienen y pasaron (o pasan todavía) hambre (según el periódico del 25 de marzo de allí, y también una amiga mía me habló de eso).


Y ahora también dice que está aumentando la depresión en todas las partes de Japón por las imágenes repetidas de la catástrofe en los medios. A ellos les hace falta no sólo ayuda económica, sino apoyo psicológico para superar esta situación y para reconstruir sus vidas. Me impresiona que mucha gente no solo de toda Japón sino de todo el mundo intenta ayudar a los afectados economicamente.


Quiero que no nos olvidemos de ellos y de que mucha gente murió y la gente que sobrevivió también está triste. Y quiero animarles, porque aunque se tardará mucho tiempo, podrán recuperarse de esta herida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario