miércoles, 21 de diciembre de 2011

Frutas al Ron & Fruitcake 2


Para mí, ha llegado el tiempo de hacer Christmas Fruitcake (Tarta de frutas para Navidad).




Este año estaba un poco ocupada, así que en noviembre por fin preparé los frutos secos al ron para hacer tartas. Este año encontré una receta un poco diferente.


Ingredientes de frutas al ron:

- 200 gramos de mermelada de naranja amarga
- 200 gramos de frutos secos: uvas pasas, ciruelas secas, arándanos rojos secos, etc.
- 200 ml de ron
- 2 cucharadas de azúcar

Preparación:

Lavamos los frutos secos con agua tibia y los escurrimos bien.
Picamos las ciruelas secas en trozos pequeños.
Ponemos todas las frutas, la mermelada y el azúcar en una cazuela y echamos el ron. 
La tapamos y calentamos a fuego lento durante 15-20 minutos.
Probamos y añadimos azúcar o ron según vuestro gusto. 
Apagamos el fuego y dejamos reposar para enfriar.
Guardamos en un bote limpio.



Utilizamos estas frutas para la tarta siguiente.

Ingredientes de Fruitcake:

- 135 gramos de mantequilla
 (La dejamos fuera de la nevera un rato antes para ablandarse)
- 120 gramos de azúcar
- 3 huevos
- 30 gramos de almendra molida
- 150 gramos de harina de trigo
- 1 cucharadita de levadura
- 180 gramos de frutas al ron

Preparación :

1.  - Tamizamos la harina y la levadura juntas.
 -Engrasamos el molde y ponemos un poco de harina o papel vegetal.

2. En un bol, batimos la mantequilla hasta el punto de crema.
(Yo suelo sustituir a la mitad con aceite).

3. Añadimos el azúcar y los huevos. Lo mezclamos bien.

4. Añadimos la almendra molida.
(Empezamos a precalentar el horno a 170cº.)

5.  Añadimos la mitad de la harina y los frutos secos y lo mezclamos ligeramente. Añadimos el resto de la harina.

6. Vertemos la pasta en el molde preparado y allanamos la superficie con una espátula.
       
     7. Cocemos el pastel en el horno durante 50 minutos. 

     8. Cuando esté frío, sacamos el pastel del molde y   
         cubrimos con un papel  transparente.
         Lo dejamos reposar más de una noche. 










domingo, 27 de noviembre de 2011

Mitered Crosses Blanket--for Japan 2


En mayo, puse una nota sobre "Mitered Crosses Blanket".

Fue mi primera manta para tejer, así que no sabía como iba a salir,  incluido el proceso. Como escribí aquí, el patrón precioso de Kay Gardiner me hizo mucha ilusión.




Fue un proyecto de donación para los afectados del terremoto y tsunami de Japón.  Si no hubiera sido para ese objetivo, creo que no me habría interesado tanto, y es posible que no hubiera tejido una manta en mi vida.

Empecé a tejer una muestra leyendo las instrucciones. Como disfruté mucho, me convenció para seguir. Imaginando a la gente que estaba haciendo las mantas por el mismo motivo, se me quitó la mayor parte de la tristeza por los afectados y me ayudó bastante a hacerme positiva.




         Luego por el calor del verano, descansé un rato. 




Y, por fin, la terminé en este otoño. Me gusta mucho este color cálido de hojas rojas de otoño.

Esta manta tiene varios significados particulares para mí. Por ella, me acordaré del año del desastre natural de Japón y a la vez del apoyo inesperado de la gente con el deseo de que la tierra dañada se recupere pronto.




  

sábado, 19 de noviembre de 2011

Gatos


Me gustan los gatos desde pequeña.
Así que cuando me los encuentro por la calle, muchas veces paso un rato con ellos.
Aunque los gatos de la calle a veces son cautos, algunos se relajan y se acercan a mí.  

Cuando tenía 12 años, tuve uno por primera vez, de color blanco y amarillo. 
Cuando era pequeño, era muy travieso y gracioso pero conforme se fue haciendo grande, su cara se hizo pensativa y lista. Era macho, y se fue de casa más o menos en 2 años.

Luego tuve otro atigrado del color toffee. Era macho también, y cuando se hizo grande, solía estar ausente. Le vi por la última vez 6 años después, cuando volvió de un largo viaje en invierno.
Nos sorprendimos mucho de su vuelta inesperada. 
Pero él estaba un poco indiferente con nosotros, y se fue otra vez para no volver.


El tercero que tuve era también atigrado como éste. 




Seguía a mi madre siempre cuando iba de compras cerca de casa. 
Pero un día murío por un accidente de coche. Nos dio mucha pena.

Cuando fuimos de viaje a Japón, fuimos a una "Cafetería de gatos" en Tokyo, donde hay muchos gatos y se puede pasar un rato con ellos.




La verdad es que se aburrian y se cansaban de tanta gente que quiere acercarse y tocarlos, y sabían que son populares. 
Nos divertimos mucho, pero me gustan más los gatos caseros y callejeros.



Algún día mi pareja y yo queremos tener gatitos. 


martes, 1 de noviembre de 2011

Galletas de Halloween 2


¿Cómo pasasteis el día de Halloween?

El fin de semana pasada, fuimos a Madrid para las presentaciones de un libro de mi pareja.
Por la mañana, cuando paseábamos cerca de una librería que donde iba a presentarlo, encontramos una frutería  con calabazas graciosas para hacer Jack o' Lantern. 





Esa noche, fuimos a un concierto del grupo gótico " The Dark Shadows". No conozco mucho la música gótica, pero me gustó mucho cómo tocaron las tres chicas de Australia, disfrutamos durante un rato de su música.   

Antes del viaje, ya había preparado la mitad de los dulces para terminarlos el día de Halloween.



Hice las galletas con la receta de Asapink. Fue fácil manejar la masa, más que el año pasado, y salieron más crujientes.  
Me gustan mucho estas caras de Jack o' Lantern.
Y el otro dulce que hice fue una tarta de queso con calabaza.




Ingredientes :

- 50 gramos de mantequilla
- 50 gramos de aceite
- 90 gramos de azúcar moreno

- 1 yema

- 130 gramos de calabaza sin cáscara

- 200 gramos de harina de trigo

- Media cucharadita de levadura

- 5 gramos de cacao puro





Preparación:



1. Colamos la harina de trigo y la levadura. 

    Dejamos la mantequilla hasta que se ablande.

2. Cortamos la calabaza en trozos pequeños, los ponemos en un plato y cubrimos con un film transparente. Cocemos 2,5-3 minutos en microondas.
    Los trituramos con un tenedor.
   
3. En un bol, batimos la mantequilla a punto de crema y añadimos el aceite, el azúcar y la yema y lo mezclamos bien. 

4. Añadimos la calabaza. 

5. Añadimos la mezcla de las harinas del paso 1.
    Lo amasamos bien.

6. -Partimos la masa en dos trozos, 1/3 y 2/3.
    - Mezclamos un trozo, 1/3 de la masa con cacao.
    - La aplanamos, cubrimos con film transparente.
    - Cubrimos otro trozo, 2/3 de la masa con film trasparente y los reposamos durante 1 hora en el frigorífico.

7. Aplanamos la masa sin cacao con un rodillo a 5 mm.
    Hacemos las caras con un molde redondo u oval.
    Ponemos los ojos, nariz, y boca con la masa con cacao.

8. Doramos las galletas en el horno precalentado a 180ºc durante unos 15 minutos.

lunes, 17 de octubre de 2011

Tarta de Cacao y Almendra


Hace tiempo, encontré esta receta e hice esta tarta el otro día. 
En un tiempo caluroso es recomendable servirla fría después de dejarla reposar bien en el frigorífico.
Salió esponjosa, con el rico aroma de la almendra y el cacao. 
Cambié la cantidad de cacao y azúcar de la receta original. Si os gusta una tarta más dulce, usar 200 gramos de azúcar. 
Personalmente, me gusta más el azúcar moreno que el azúcar blanco. Me gusta comerla sóla, pero está buena también con sirope de chocolate.












Ingredientes:

- 75 gramos de aceite
- 160 gramos de azúcar moreno
- 3 huevos
- 180 gramos de harina de trigo
- 50 gramos de cacao puro en polvo
- 1 cucharadita de levadura
- 1 cucharadita de bicarbonato sódico
- 150 ml de leche
- 100 gramos de almendra molida
- Sirope de chocolate (opcional)


Preparación :

1.  Mezclamos el aceite, el azúcar, los huevos, y la leche.

2.  Añadimos la almendra molida.

3.  Tamizamos la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato sódico en el bol del paso anterior y lo mezclamos bien.

4.  Vertemos la pasta en el molde engrasado.

5.  Cocemos el pastel en el horno precalentado a 180ºc durante unos 25 minutos. Apagamos el horno y dejamos la tarta 5 minutos más ahí.

6. Enfriamos el pastel y lo cubrimos con film transparente. Lo dejamos reposar como mínimo una noche en el frigorífico.

viernes, 7 de octubre de 2011

El viaje a Japón - Kyoto 3


En Kyoto, disfrutamos del paisaje antiguo de las calles y los edificios tradicionales.
Antes de oscurecer, dimos un paseo hacia Gion, una parte del casco histórico de Kyoto. Allí destacaba el ambiente de la antigüedad y la elegancia de la antigua capital.






No nos lo esperábamos, pero por casualidad vimos a una Geisha que iba a entrar en una casa. Desde un poco lejos, su perfil sonreía y se notaba que era una chica guapa y vestía un Kimono muy bonito. Fue la primera vez que alguno de los dos veíamos a una Geisha en persona.
Después de alejarnos de ella, dijimos:
 "¡Cosas inesperadas pasan!"   "Era mejor no esperarla."





 
También al día siguiente, antes y después de visitar unos templos,  paseamos en las calles subiendo y bajando cuestas, y almorzamos en un restaurante japonés.
Cuando merendamos en una cafetería, pedí un helado de té verde y estuvo buenísimo.

Mientras cruzábamos un puente pequeño, vimos a un poco lejos, en el rio, un ave blanco con patas largas. Mi pareja y yo hablamos de eso:
"¿Es una grulla?"
En ese momento no tenía ni idea de como se llamaba. Pero después de volver a España, me acordé de que era distinto de las grullas y de su nombre.
Era un o una garza (Sagi).



 


Durante este viaje, caminamos mucho, y me picaron muchos mosquitos.



viernes, 30 de septiembre de 2011

El viaje a Japón - Comida Japonesa


Durante el viaje en agosto, celebramos el cumpleaños de mi pareja en casa de mis padres.
Había encargado a mi madre que pidiera SUSHI a un restaurante.
En España, no he visto nunca ningún restaurante japonés que sea llevado por gente japonesa. ¿Conocéis alguno? De todos modos, en algunos sitios se come muy bien, pero en otros sitios, no tanto y muy caro.
¡Por fin, pudimos comer este sushi auténtico!  




Y este sushi fue uno de los platos ricos que disfrutamos en Agosto.
La verdad es que a veces me aburrí un poco de la comida japonesa de todos los días durante el viaje, pero mi pareja no. Me alegré…




Estas rosas de color rosa son del patio de una amiga de mi madre. Ella cuida mucho de su huerta también, nos invitó a su casa y allí probamos sus tomates  y su dulce casero. 




Y en el patio de un templo cercano, encontramos una libélula negra.




Aunque hacía un calor húmedo, el paisaje era bonito y tranquilo (aunque un poco antes tuvimos una replica de grado 3).

viernes, 23 de septiembre de 2011

Museo de ciencia del futuro - Tokyo


Hoy voy a contar sobre el Museo de ciencia emergente (Nihon Kagakumiraikan) al que fuimos en Tokyo.

Allí hay muchas exposiciones de ciencia, sobre todo nos llamaron la atención un modelo grande de tierra y  que está colgada en el aire y recibe transmisiones de meteorología y otras cosas de la tierra cada poco tiempo. Por ejemplo, el día siguiente del terremoto de Japón, en Marzo, transmitió la rapidez con la que se expandieron las olas del océano Pacifico por todo el mundo. 
La tierra se veía con los colores azul del mar y verde de los continentes, se veía brillante, se puede imaginar lo preciosa es desde el espacio.    






   
Otras cosas que nos hicieron gracia fueron los robots que fabricaron en Japón. Había muchos tipos de robot; uno que es capaz de percibir la luz (construido para la investigación de la capacidad de la vista artificial para gente ciega), otro que es capaz de coger una pelota a bastante velocidad, y un grupo de robots que puede escuchar y contestar a nuestras preguntas.

Esta foca bebé reacciona al contacto de la gente. Dicen que lo inventaron pensando en los niños autistas.







Y el famoso robot "Asimo", al que le pusieron este nombre como homenaje al escritor de ciencia ficción Isaac Asimov.




 

Cuando Asimo salió al público, enseñó lo elástico que es su cuerpo. 
Cuando le dio una patada a una pelota, se puso orgulloso, entonces una ayudante le dijo:
 "Ahora ¿puedes recibir la pelota también, verdad? Ahora te la doy."
"Oye, espera. No, no sé hacerlo…"




Después de charlar un rato, se marchó al lugar donde está expuesto y se apagó.
Pasamos un buen rato viendo como se movía ese robot.

viernes, 16 de septiembre de 2011

El viaje a Japón - Zao


En agosto, unos días después de llegar a Yamagata desde Tokio, el tiempo se hizo muy fresco ahí.
Cuando fuimos a Zao para disfrutar de Onsen (balneario),
llovía mucho y hacía mucho frío por estar a mucha altura en la montaña.

Encontré estas hortensias preciosas de colores intensos que no veía desde hace mucho tiempo. En Japón se ven sólo en tiempos de lluvia, sobre todo en junio, así que no me lo esperaba.












(Ahora voy a presumir un poco de este viaje.)

Luego, en el hotel, cenamos muy buena comida japonesa y nos bañamos en el Onsen. Fue como un baño público, (el sitio para bañarse está separado entre señoras y caballeros). El agua era bastante ácida por el azufre, y nos relajamos mucho. Como me sentí tan bien, no me dio la gana de salir de la bañera en un buen rato. Después, usamos maquinas de masaje para cada uno, como si fuera un robot listo que te da masaje para toda espalda.


Fue una noche muy lujosa...

sábado, 10 de septiembre de 2011

El viaje a Japón - Kyoto 2


Ese día por la mañana primero fuimos al Templo Kiyomizudera caminando, pasando por Gion. 
Antes de llegar al templo, pasamos un parque con un estanque muy bonito. Mirando el agua y los árboles, seguimos hasta Ninenzaka y Sannenzaka, que están llena de tiendas y restaurantes utilizando edificios antiguos japoneses.





Kiyomizudera fue construido en la ladera de una montaña, así que hay cuestas dentro de su terreno, muy amplio para pasear y mirar todas las partes del templo.
 Cuando entramos en el templo principal, en el pasillo había muchos sonajeros. Rezamos para los afectados de terremoto, y seguimos viendo el templo. Se notaba que era un templo muy antiguo que fue reconstruido en siglo 17.




Antes de entrar en cada edificio del templo, suele haber agua fresca para lavar las manos, y nos sirvió para refrescarnos del calor.
Aparte, en Kiyomizudera, hay agua de Otowa para beber.
Ese día necesitamos mucha agua…




domingo, 4 de septiembre de 2011

El viaje a Japón - Kyoto 1



Primero visitamos el casco histórico de Kyoto capital, y unos días después nos fuimos a Arashiyama en tren.
El pueblo es conocido por los colores vivos de las hojas de los árboles en otoño, así que en agosto no había tantos turistas.


Dimos un paseo en un bosque de bambú, caminamos unos 30 minutos hasta salir al lado del río. Luego volvimos por una calle que está llena de tiendas de regalos que está cerca del estación del tren.
Almorzamos en un restaurante japonés en esa calle, y luego fuimos al templo Daikakuji.


El paisaje del pueblo en general fue bonito y verde. Verde del bosque, montaña y jardínes...











Ese día hacía calor húmedo, pero comparando con Kyoto capital, el calor fue menos agobiante y el interior del templo era muy sillencioso. Pudimos disfurtar del templo tranquilamente.  

sábado, 30 de julio de 2011

El Día de Mi Cumpleaños









El fin de semana pasada fue mi cumpleaños.
Mi pareja (mi novio al mismo tiempo mi marido) me regaló unos cosas muy bonitas, que no esperaba.


El me trajo un ramo de flores y una tarta muy muy grande de cumpleaños.


Y cenamos en un restaurante de comida casera americana, donde se come muy bien hambruguesas auténticas. Tomé ahí limonada rosa (de color pantera rosa).


Desde ese día, estuve euforica la semana entera.


Y me acordé de que tuve la misma sensación que la noche de uno de los cumpleaños más felices de mi vida. Fue cuando iba a cumplir los 6, que yo recuerde, un año antes de entrar en el colegio, el último año que me felicitaron sólo mi familia, sin invitar a gente de la escuela. Habían escondido unos paquetes para mí, y tuve que buscarlos por mi cuenta.


Este año, aunque ya no soy pequeña, me lo pasé igual de feliz con mi pareja que ese día especial de mi infancia.