lunes, 13 de diciembre de 2010

Frutos Secos al Brandy






Desde que nací hasta que me fui de mi ciudad, en casa de mi familia se solía oler el aroma de los dulces que hacía mi madre; uno de ellos era cakes que llevaban varios frutos secos. Desde pequeña, mis padres hacían licor casero y mermeladas de albaricoques del patio. Después de hacer licores, mi madre remojaba los frutos secos en ese licor, junto con los albaricoques picados (del licor mismo). 
Así, sus cakes salian muy aromáticos. En mi tiempo de guardería y colegio, me encantaban sus magdalenas. Pero sus cakes eran un poco fuertes y me pareció que el sabor era para los adultos.
Sin embargo, mucha gente me decía: “ ¡La tarta de tu madre estaba riquísima!” 


Este fin de octubre preparé estos botes de frutos secos remojados en Brandy de Jerez para hacer cakes para Navidad. 
Personalmente, prefiero el aroma de brandy al del ron. 
A veces dejo reposar estos frutos secos sólo una noche o una semana, pero esta vez los dejé más de un mes. 
Así, después de dorar las tartas, estos frutos secos funcionan como conservante y las tartas se hacen cada día más ricas (desde 3 días hasta 1 semana). 


Ingredientes: 


- Brandy (o ron) 
- Uvas pasas al gusto
- Orejones de albaricoque al gusto 
- Ciruela seca al gusto 
- Arándanos secos rojos al gusto



Preparación: 


Lavamos frutos secos con agua tibia y escurrimos bien el agua. Picamos los orejones de albaricoque y las ciruelas secas en trozos pequeños. Ponemos todas las frutas en botes limpios y echamos el brandy. Los tapamos y dejamos reposar en un lugar fresco (si no vivís en un sitio con mucho frío, será mejor en la nevera). A partir de una noche, ya están listos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario